Historias a la luz de la lumbre
Hacedor de sueños

Por: Julian López Diez
camunas2@hotmail.com
(24/04/2008)

Caminaba un hortelano,
de vuelta a su casa, después de hacer sus quehaceres,
en noche de truenos y rayos,
y a la vuelta de un recodo,
tumbado bajo un pino,
había un carnero empapado.
Sin pensárselo dos veces,
se hecho a los hombros al astado
creyendo que estaba abandonado.
Pensaba guardarlo en su casa
y a las ovejas sería presentado
para que con este gran macho
corderitos le darían y lana para todo el año.
Cuando al pueblo llegaba oyó una voz que le decía
bajarme que ya he llegado,
se llevó tal susto que soltándolo pegó un salto
y salió corriendo como alma que lleva el diablo,
y metiéndose en su casa se lo dijo a su padre y hermanos,
y salieron todos con horcas y azadas
para dar muerte al carnero embrujado.
Pero no me hagáis caso.
Que esto puede no haber pasado,
pero no os aseguro que no sea cierto,
son historias de lumbre, que a mi me contaron.