Escritos y publicaciones

 

Cástaras en los libros

 

Guías turísticas de La Alpujarra

 

Granada en tus manos. La Alpujarra (2005)

Dentro de la colección Granada en tus manos, editada por Corporación de medios de Andalucía, (IDEAL), con patrocinio de la Diputación de Granada, se dedica el volumen tercero, cuyo autor es Rafael Gan Quesada, joven profesor y periodista granadino, a La Alpujarra de la que se declara enamorado. La ruta cinco, titulada El Guadalfeo, río de belleza, se inicia con una preciosa vista de la iglesia de Nieles y cita de la frase que pronunció Alfonso I, el Batallador cuando transitaba por el Guadalfeo en 1126: «¡Oh que gentil sepultura, si hubiera quien de lo alto nos echase tierra encima». A Cástaras, Nieles y la ermita de Los Morenos, se destinan las páginas 122 y 123 de la guía, que contienen las fotografías y el texto reproducidos a continuación:


C
ástaras

Entre aguas y piedra

Nunca hubo mejor lema para caracterizar a uno de los pueblos alpujarreños. Sin connotaciones promocionales sino simplemente porque Cástaras es así, un lugar situado entre húmedos y frescos barrancos y altos e imponentes riscos de piedra caliza. ...en una situación quebradiza y según noticias, de ahí toma su nombre, que Cástaras en idioma arábigo, es lo mismo que decir Cascajares, afirmaba el capellán Fernando García y Villalta en 1791.

En efecto, en la confluencia de los barrancos de la Alberquilla y Fuente Medina y a los pies de su famosa Piedra 'horá', se encuentra este bello pueblo serrano y del valle al mismo tiempo. Un lugar bastante desconocido a pesar de ser una de las estampas más bellas de la Alpujarra. Tranquilo para quienes buscan paz y condiciones adecuadas para crear como es el caso del famoso pintor californiano Jack Rutherford, aquí afincado. La abundancia de agua en su término es tal que abastece a los pueblos de la Contraviesa mediante una conducción. Y es que son numerosas las fuentes y manantiales y todavía hoy existen en Cástaras algunos criaderos de agua, esto es, zonas en las que se deja salir el agua de una acequia durante días o semanas para que, más tarde, mane en otro punto más bajo. ¡Normal pues que el barranco del Gayumbar presente un aspecto verde y frondoso incluso en las peores épocas de sequía!

Antigua alquería de la tahá de Jubiles, destacaban antaño sus moreras, su buena ganadería y más tarde fue repoblado por castellanos viejos que dieron sus nombres a algunos pagos conocidos como el de Prados de Villarreal. La iglesia de San Miguel destaca por el color oscuro de los ladrillos de la edificación en fuerte contraste con la blancura de las casas castareñas. Es una amplia nave rectangular, del siglo XVII, con la capilla mayor diferenciada mediante un arco toral, una fachada sencilla y una alta torre con su campanario que tuvo que ser sobreelevada en el siglo XVIII porque, dicen, los vecinos del barrio alto no oían las campanas. Lo más destacable de este templo es la armadura mudéjar de su nave central que se conserva bien. La capilla mayor, en cambio, también se cubría con una interesante armadura, que fue sustituida por una simple bóveda. Durante las fiestas de San Miguel, en agosto para permitir que participen muchos habitantes que emigraron en su día, sale la imagen del patrón acompañada por San Antonio, co-titular del templo.

Además de la iglesia parroquial, Cástaras cuenta con dos ermitas dedicadas a la Virgen de Fátima, sobre todo la bella capilla que se encuentra en el camino de Nieles, excavada en el interior de una antigua cavidad natural.
Del pasado industrial de Cástaras se conservan las ruinas de las minas los Prados y las de Mansilla, importante centro de trabajo de muchos habitantes que con su cierre tuvieron que emigrar. Abandonadas pero todavía visibles, un proyecto para la creación de un parque geo-minero con la localidad de Tímar podría tal vez promocionar el turismo de la zona, poco desarrollado. Pero bueno, con turismo o sin él, este pueblo sigue siendo un sitio privilegiado para realizar alguna interesante excursión por sus alrededores: por el caminillo viejo hacia Nieles, por el barrio alto hasta Juviles, la Casería, Fuente Solís... Sin olvidar que el municipio se extiende al otro lado del Guadalfeo y cuenta con más de medio centenar de cortijos dedicados a la viña y el almendro, antiguos lagares y bodegas de mucha solera como Los Blancos o García de Verdevique.

Nieles

Aunque sólo fuese por ver sus tres eras, ya merece la pena acercarse hasta Nieles, anejo de Cástaras desde 1574. Y además porque está muy cerca dando un agradable paseo a pie de dos kilómetros que permite conocer el paisaje circundante. Las eras, empedradas y recientemente restauradas, son el mejor mirador del barranco de Nieles con sus fértiles huertas labradas. Tanto estas viejas plataformas de pizarra, en donde se trabajaba y se convivía antaño haciendo la parva, como sus dos lavaderos en concreto el de abajo también remozado forman parte de la riqueza etnográfica que se conserva por el desvelo de los miembros de la Asociación cultural de Cástaras y Nieles. Los viejos tinaos, las calles bastante bien conservadas o la iglesia de San Bartolomé del siglo XVII son otros de los puntos de interés de este pueblo de 50 habitantes abiertos y dispuestos a mostrarlo al visitante.

 

Los Morenos

La ermita de Los Morenos aparece de sopetón, pegada a la carretera del Guadalfeo, a la vuelta de una curva. Allí suele parar alguien a rezar un rato y continúa su ruta. Antigua cortijada que llegó a tener escuela, todavía hoy celebra sus fiestas a finales de mayo con una procesión que invade sin pudor la carretera, con misa solemne, fiesta nocturna, continuo toque de campanas y decenas de mandas en honor a la Virgen del Guadalfeo.

 

 

Los textos anteriores están publicados con una foto de Juviles (!) por IDEAL y se pueden consultar en los siguiente enlaces: Cástaras; Nieles, Los Morenos y Las minas de Tímar; El texto completo de la guía.

 

Rafael Gan, el autor de esta guía, ha abierto un blog titulado Al sur de Granada en el que se pueden seguir sus «andanzas por la Costa Tropical de Granada, la Alpujarra y algo más...», con varias entradas sobre Cástaras, Nieles y alrededores.

 

 

 

Anterior Inicio Siguiente

 

 

 

Copyright © Jorge García, para Recuerdos de Cástaras (www.castaras.net).

Fecha de publicación:

27-7-2007

Copyright © de los autores o propietarios para los materiales cedidos.

Última revisión:

8-01-2015